martes, 18 de octubre de 2016

Nada nuevo que decir


Veo tan bonito el blog ahora que no tengo nada escrito:

Veo un fondo blanco como la nieve recién caída, un título y una frase de esas para quedar guay debajo, siempre entrecomillada, porque a nadie se le ocurre nada interesante y nuevo que decir.

Veo que debajo pone en un gris tímido “No hay ninguna entrada”.

Y es que no sé qué escribir para presentarme o presentar lo que quiero con este blog… Se me ocurren tantas cosas a la vez, que unas se atropellan a otras y todas caen como las fichas de un dominó.

Por eso empezaré no diciendo nada y continuaré como me salga la próxima vez.

Me atreveré a ensuciar un fondo blanco, como si fuera un pájaro cantándole al silencio.