lunes, 18 de diciembre de 2017

Don`t STOP walking

Hace ya más de 5 años que hice mi primer camino a Santiago. Lo empecé en Roncesvalles, deprimido y en muy mala forma. Decidí hacerlo del tirón y cogiendo todas las vacaciones del año juntas para escapar de la rutina que entonces me ahogaba. Lo terminé en Fisterra, eufórico y feliz, tras aproximadamente 1.000km y 32 días de aventura.


Tras aquella experiencia dejé aparcado el libro que tenía empezado, y que ahora mismo está en un cajón, a la espera de tal vez ser escrito, y empecé otro sobre aquel mes providencial y decisivo en mi vida. Después llegó la historia que sí tenía que ser escrita completamente, y dejé aquel borrador en 37 páginas tecleadas tímidamente y con poca confianza.

Texto completo: Don´t STOP walking.pdf

El título se me cruzó en el camino, en forma de señal de tráfico que decía ya casi llegando a Santiago de Compostela que no dejase de caminar... Fue el mismo día que en una escondida esquina vi escrito que "La meta es el camino".